Blog

Planta Baja Estudio / Construye tus sueños  / EL VALOR DE LAS REFORMAS

EL VALOR DE LAS REFORMAS

Con el tiempo, el campo de la construcción ha dejado de ser una actividad preocupada por el diseño y la calidad, y se ha vuelto, en su mayoría, un prototipo de oficina, local comercial o vivienda, donde se crean 20 o 50 copias para conformar una torre que sea comercial y genere ventas.

Pero esto no siempre ha sido así, aunque hoy en día si existen constructores que se preocupan por el producto que le entregan a sus compradores, hace unos 20 o 30 años atrás, los edificios de Medellín eran diseñados pensando en la calidad de sus espacios, de sus materiales y sus acabados, generando ambientes cálidos, zonas comunes amplias, verdes, grandes balcones y viviendas iluminadas y acogedoras.

Como arquitectos hemos encontrado un gran valor en los espacios que cuentan historias y creemos que debe conservarse la mayor cantidad de recuerdos que se crean en ellos. A la hora de buscar algún cambio en una vivienda o en una oficina intentamos identificar aquellos espacios que queremos conservar y mantener con ese aspecto que le ha dado el tiempo, que le da un valor agregado y como por medio de una intervención arquitectónica, esa oficina, local, apartamiento o casa, puede tener  nuevos ambientes, adecuados a los que sus habitantes requieren, sin olvidarse o dejar atrás sus historia que lo marca.

Por medio de las reformas podemos adecuar uno o varios espacios, que se han diseñado de forma genérica, y saciar una necesidad que el cliente tiene, crear, unir, ampliar, cubrir, demoler e iluminar nuevos y viejos espacios. Las reformas permiten que un espacio se habite según las necesidades y generar, por medio de detalles, acabados, materiales  y toques personales, una identidad de lugar, en donde se ve reflejada la persona o empresa que lo habita, dándole su toque personal que lo hace único.

Las reformas permiten que tanto espacios grandes y pequeños, como baños o cocinas, aporten a un proceso de cambios en el ser humano, a etapas de vida, sin tener que pasar por grandes construcciones, inversiones y transformaciones completas. Cuando hacemos una reforma tenemos como intención principal adecuar el espacio a las necesidades del cliente, incluyendo su huella personal, pero cuidando esa esencia de hogar y tradición que trae consigo el espacio. Como resultado, los clientes reciben  nuevos ambientes y dinámicas en un espacio ya conocido y que se acomoda a su forma de vida.

A pesar de las largas horas de construcción, del polvo, el ruido y lidiar con sorpresas que aparecen en medio de la construcción, como arquitectos y creadores de cambios, creemos que cada espacio puede tener, tanto una buena función como un toque de identidad, en donde una marca, una familia o una persona se sienta tan a gusto con sus propios espacios, que pueda disfrutar de un lugar que tiene un valor arquitectónico, sentimental y monetario en el mercado, como si fuera uno nuevo.

No Comments

Post a Comment